0
Shares

Foster se equivoca

Museo de Bellas Artes de Bilbao

Parece ser que van a encargar a Norman Foster la ampliación del Museo de Bellas Artes de Bilbao. Solo he tenido acceso a lo publicado en la web y oído el lamento de una mayoría de arquitectos, ingenieros y vecinos, mediáticamente silenciados, por el desaguisado que se nos viene encima.

La propuesta está basada en un error radical. Al igual que sucedió en el Louvre, nuestro Museo solo puede crecer hacia abajo. I.M.Pei tuvo el oficio y la modestia para verlo claro. Un museo funciona mejor sin ventanas y el subsuelo reduce dramáticamente el consumo energético. Hans Hollein en su proyecto de Salzburgo mostró como se puede hacer bajo tierra un espacio arquitectónico grandioso. Por otro lado, Alvaro Líbano y Luis María Uriarte han demostrado que en Bilbao se puede actuar sobre algo preexistente con acierto y respeto sin recurrir a lo extragavante.

El edificio es parte de la ciudad y para acertar hay que estudiarla y entenderla. La idea de amputar la Plaza del Museo de Bellas Artes de Bilbao demuestra que Foster no ha entendido Abandoibarra. El Ensanche sigue el canon ya clásico de retícula atravesada por diagonales rematadas en plazas circulares. Al diseñar la plaza del Museo recuperamos un remate necesario para resolver un final de Elcano y Mazarredo hasta entonces truncado por el viejo puerto de Bilbao, además de garantizar un funcionamiento fluido de un estratégico nudo de tráfico. Los errores de Foster y un jurado desacertado, nos van a salir caros. La cifra prevista de 19.370.000€ (2.600 €/m²) es escasa para un edificio que costará 30.000.000 € que pagaran los bilbaínos, razón suficiente para consultarles al respecto y repensar todo el proyecto.

Eugenio Aguinaga para ArchXDe

(Web oficial del autor: http://www.e-aguinaga.com/)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.